24.10.12

Memorias, por Dalia Chávez

Camino, y mientras lo hago te toco. Nos comunicamos de piel a piel con este andar repetitivo que provoca dejar una marca en ti como las huellas y las cicatrices en mí. Rastros ajenos que dejan memorias. 

Hay tantos humanos como caminos recorridos. Los senderos son las cicatrices de la tierra que ha sido tocada por el hombre y si en Baja California habitan 3 millones 155 mil personas, podemos decir que vivimos en una tierra herida. ¿Cuántas veces hemos recorrido el mismo camino sin darnos cuenta? Usar un sendero es recordar una herida. Una herida causada por el hombre en la piel con la que se vive, en la tierra que se habita. Testigo siempre del progreso o la decadencia de la sociedad, la piel de Baja California nos muestra estar lastimada y al mismo tiempo bondadosa: extensiones amplias, campos verdes, cosechas y bonanza natural.

Texto: Dalia Chávez y Marco Tulio Castro.

1 comentario:

  1. eldatsunrojo...24/12/12 1:09 p. m.

    muy interesante mujer.
    quede lleno de placer después de leer.

    ResponderEliminar